Blogia
Incoherències

Hasta aquí arriba de trabajo...

Pufff, qué días tan horribles me esperan. Lo pienso y me hundo directamente, vaya forma de empezar con los exámenes.

Este es el quinto año en la universidad y me quedan al menos dos más y la verdad es que cada vez se me van más las ganas de hacer exámenes, de pegarme estas superempolladas que lo único que consiguen es que se me caiga el pelo y me muera de los nervios.

En fin... en el fondo me gusta jejejeje, no hay nada como ser estudiante, tener libertad para estudiar cuando uno quiere y tener tiempo, sobre todo tener tiempo. Espero que el día que empiece a trabajar pueda tener algo de tiempo para mí. Veo a mis hermanos y lo cierto es que la cosa pinta mal: trabajan prácticamente todo el día sin descanso y uno se lleva el trabajo a casa, y el otro odia su trabajo.

Algo que tengo claro y dejo aquí por escrito (pa acordarme) es que nunca debo trabajar en algo que no me guste. Ya veremos si lo consigo. Pensando en todo esto me viene a la cabeza una canción de Los Suaves... ¡qué grandes son!:

Ocho de la mañana
suena el despertador
te levantas de cama
eso es lo peor
te arrastras al lavabo
la cabeza te estalla
tomaste demasiado
ayer de madrugada.

Agua fría alka-seltzer
café negro sin afeitar
el calcetín no aparece
y además es muy tarde ya
al final lo encuentras
debajo de la cama
por fin sales a la calle
maldiciendo la mañana.

La vida te sonríe
hace frío y llovizna
también sonríe tu jefe
allá arriba en la oficina
"¿Qué ha pasado Rodriguez?
llega usted tarde otra vez
si se vuelve a repetir
voy a dar cuenta de usted".

Callas y sin decir nada
comienzas a teclear
así toda la mañana
hasta las dos siempre igual
diez años esperando
que te toque una quiniela
para escapar de esa vida
para escapar como sea.

Vuelta otra vez al trabajo
así pasas la tarde entera
como son muy generosos
sales a las ocho y media,
sigue lloviendo en la calle
pasa una "tía" y la miras
ella no te hace ni caso
sigues andando y la olvidas.

Regresas de nuevo a casa
siempre sucia nadie te espera
la cena es congelada
no hay ninguna sorpresa
no puedes resistir más
la vida te ha traicionado
dime donde estan tus sueños
amigo, dime donde han quedado.

Te acercas al armario
tu amigo "Dic" allí espera
destapas la botella
y vuelta otra vez a la rueda.
Otra vez a empezar
siempre la misma historia
cada día siempre igual.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres